X

SUBSCRÍBETE A NUESTRO BLOG


Y recibe los últimos artículos sobre Email Marketing

No, gracias

Importancia de Conocer la Tasa de Badmail o Bounce en Email Marketing

Conoce como se clasifican los correos que no pueden ser entregados y porque es importante medir su cantidad.

El análisis de las estadísticas de una campaña de email marketing es uno de los aspectos más importantes para una estrategia de email marketing. Hay que aprender a tener bajo control algunas de estas métricas, una de las más interesantes es la tasa de Badmail o bounce. Te preguntarás, ya que es tan importante cuál debería ser el porcentaje que se considera recomendable y como mantenerlo a buen nivel, te lo explicaremos a continuación.

Empecemos por recordar qué es un Bounce

Este es un parámetro que te indicará la cantidad de emails que no han sido recibidos por tus contactos. Quiere decir, sucede cada vez que un correo es rechazado por el servidor de email de alguno de tus destinatarios, está acción se conocerá como bounce o devolución.

La tasa de Badmail o Bounce en email marketing se divide en dos categorías:

Hard bounces: Te indica que existe una razón permanente por la que el email no se pude entregar, esto puede estar causado por

  • Un destinatario de email que no existe
  • Dominio inexistente
  • El servidor del correo del destinatario ha bloqueado la entrega (delivery)
  • Hay un error en la ortografía de la dirección de correo
  • Un buzón eliminado

Para hacer una clasificación más exacta en Mailpro hemos separado los Hard Bounces en tres categorías: Dominio incorrecto, Bad-Mailbox, Buzón inactivo, esta categorización permite cubrir todos los correos electrónicos que son rechazados en el proceso de hard bounce. Podrás encontrar más información sobre hard bounce en este artículo

Soft bounces: Se refiere a correos que no pueden ser entregados temporalmente, podría ser por ejenplo.

  • Un buzón de entrada lleno, el correo no puede ser enviado y será clasificado como “error de cuota” que será intentado entregar nuevamente y es probable que no se pueda entregar y caiga en un Soft Bounce.
  • El servidor de email  del destinatario caído o fuera de servicio temporalmente, este tendrá un error de “host no accesible” y su correo se intentará entregar tres veces en el día.
  • También se clasifican como Soft Bounce todos los correos electrónicos que se filtran y no pasan las barreras antispam.

Debe saber que los correos considerados como Soft  Bounce no se eliminarán de sus listas de contactos. Existen otras razones por las que las direcciones de email válidas pueden llegar a ser consideradas como soft bounce, puedes consultarlas en este artículo donde definen cada una.

¿Porque  el conocer la cantidad de bounce es importante?

Conocer el porcentaje de rebote de tus campañas de email marketing, además de indicar un posible problema con la recepción de tus mensajes. Te puede indicar si a tu público le gusta la información que estas entregando. Por estas razones es importante que revises constantemente estas y otras métricas básicas.

Un alto porcentaje de rebote puede deberse a problemas en la entrega de tus correos o que el destinatario no le guste lo que recibe y haya decidido filtrar los correos de tu empresa y dirigirlos a la carpeta de no deseados.

Los rebotes blandos o duros en email marketing, son vistos como señales de alerta, al igual que lo haría un servicio de correo tradicional avisando sobre la inexistencia de un contacto o la inactividad de una dirección de correo. Por eso es importante que estemos seguros de la fiabilidad de nuestra lista de contactos.

¿Dónde encuentro los badmail o bounce en Mailpro?

 Accediendo a nuestra aplicación y buscando las estadísticas por campañas podrás seleccionar Badmails, al darle clic y podrás ver una lista detallada y clasificada donde podrás encontrar los correos por campaña que han sido categorizados como Hard Bounce o Soft Bounce.

¿Existe una tasa de bounce recomendable?

Los correos electrónicos rebotados pueden ser perjudiciales para la reputación, es por eso que es importante aplicar los parámetros necesarios para  mantener un porcentaje de correos rebotados lo más bajo posible. Un 2% es un promedio general para definir una tasa de rebote estable.  Mantener una tasa de rebote elevada le puede indicar a los proveedores de internet que el correo que envías es SPAM y así bloquear los envíos que quieras hacer en el futuro enviándolos directo a la carpeta de no deseados.

Es una realidad que existen muchos factores que clasifican el bounce rate en hard o soft que no se pueden controlar, pero existen algunas soluciones que pueden ayudar a reducir esta tasa.

 Para evitar que tus correos sean clasificados como rebotes duros ten en cuenta estos consejos:

  • Constante Mantenimiento de la base de datos

Haz revisión de tu base de datos cada cierto tiempo para tener la seguridad de que todas las direcciones están correctamente validadas. Una base de datos limpia y en la que los contactos hayan sido previamente verificados no deberá reflejar porcentajes de rebotes duros. Si tienes muchos contactos es recomendable que revises tus listas de contactos al menos una vez al mes para y mantengas a los suscriptores que realmente estás seguro de que reciben tus emails.

  • Incluye doble validación en tus campañas

Al incluir una doble validación a su campaña de email marketing tendrá una prueba que le asegura el consentimiento de sus suscriptores, al igual que le ayudará a mantener una libreta de contactos limpia.

Si observas un número alto en tasas de rebote suave, es generalmente un debido a problemas temporales con la bandeja de entrada de tu cliente, si notas que algunos de suscriptores tienen rebotes, lo mejor que puede puedes hacer es eliminarlos por completo de tu lista de contactos. Asegúrate de que tu correo electrónico no parezca Spam, verifica que el contenido no tenga palabras spam, que no haya demasiados enlaces, personaliza tu mensaje, trata de enviar contenido segmentado según el comportamiento de tu suscriptor, puedes leer más sobre este tema en nuestro artículo como evitar los filtros de spam.

Comprendiendo que es un bounce y reconociendo las diferencias entre hard bounce y soft bounce podrás tomar decisiones para mejorar la tasa de bounce o badmail cuando realices tu próximo análisis estadístico.

 

 

 

 

 

No se aceptan más comentarios

UTILICE LA SOLUCIÓN SUIZA N°1 DE EMAILING PARA PYMES, MAILPRO!

Mailpro